martes, mayo 21, 2024

DÍA DE LA VIRGEN… LA NOCHE

La tarde tornó en azul, el azul tornó en añil, y el añil tornó en aún más luz.

La noche fue llegando cuando se acercaba la vuelta de la Purísima, enclave clásico y hermoso donde ver a la Gran Señora la noche de su procesión triunfal. Los azules primero más claros fueron tornando a añil, luego un azul más intenso iba tornando así en negro, pero el primer domingo de mayo el negro no existe porque en la noche toda la luz de su alba vestidura y de su nacarado rostro ilumina los pensamientos más sombríos, las almas más apesadumbradas.

Ella se perdía por la calle San Pedro, el clero, la corporación municipal, lo religioso y lo civil tras la que aúna voluntades, los sones de la banda de música, la santería de blancos santeros de María, Agua abajo, llega El Peso, los sones del himno, las bandas se retiran, el cortejo se rompe y como el río que desemboca en el mar, al fondo el inmenso mar de la plaza Nueva.

Luz, más luz, color, más color, gentío, bulla inmensa, espesa, expectante y anhelante de Ella, al final de la singladura el puerto seguro de la casa grande de San Mateo. Ella, ya bajo el dintel, aguarda los estruendos finales y los vivas ahogados de alguna garganta lejana. Pasó otro día de la Virgen. Ella aguarda ya su novena, su besamanos y los muchos días que aún le quedan por estar entre los suyos hasta ese segundo domingo de junio de añoranzas…

Segunda galería de la procesión de María Santísima de Araceli en su día.

Un trabajo de @gitanitofotografia @gitanitophoto para Videoluc TV.

 

ARTICULOS RELACIONADOS

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

ÚLTIMAS NOTICIAS